diumenge, 8 de maig de 2016

Cervantes "In memoriam"




Pensando en la conmemoración del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes y buscando una manera de aproximar a Cervantes y su obra a la realidad actual de los alumnos de secundaria, he encontrado esta biografía de la editorial Vicens-Vives realizada por Eduardo Murias de Aller y Antonio Rey Hazas.
Está escrita con un estilo ágil, ameno, ligero. Tiene el gran acierto de utilizar la primera persona, como si se tratara de una autobiografía, de este modo convierte al lector en una especie de cómplice-receptor de las muchas aventuras y lances de su vida. La modernidad estilística es grande, las acciones se suceden de manera imparable, el ritmo es trepidante, estocadas, desafíos, arcabuzazos, cárceles y galeras, armadas y tributos. Toda la obra está palpitante de vida y aún añade otro criterio de modernidad: los sucesos se acumulan apresuradamente, ningún lector se aburre, no hay tiempo; su amante, Ana Franca, y su esposa  Catalina de Salazar, se suceden y se alternan, cambios de domicilio y de empleo. 
Pero no hay espacio para la reflexión, Cervantes, cuya cualidad más destacable es posiblemente su capacidad de análisis de la realidad vivida, su comprensión de las motivaciones del ser humano, su flexibilidad y su tolerancia nacidas de su conocimiento profundo de la naturaleza humana, aparece aquí como un héroe moderno, irreflexivo, que salta de una a otra circunstancia sin que conozcamos las razones y aun el profundo dolor que en su ánimo produjeron muchos de estos sucesos.
La biografía de Murias y Rey es muy útil para que cualquier alumno obtenga un organigrama completo de los sucesos de la vida cervantina, pero la adopción de la primera persona narrativa para referirnos esa biografía podría haberse aprovechado para ayudarnos a conocer mejor la personalidad de Cervantes, la nacida como reacción emocional, intelectual y artística a las difíciles circunstancias que rodearon su vida y que hubieran tenido sobre nosotros un valor, como el de sus novelas, ejemplar. Porque aún hoy en día, la principal razón para leer a don Miguel es aprender a entender el mundo de modo que a partir de su conocimiento nos permita  vivir nuestras vidas a la manera que él propone a mediante la figura de D. Quijote, es decir, de una vida trascendida, justa, digna, generosa  y feliz.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada